Términos clave del mundo del vino I

El mundo del vino, además de fascinante, es algo complejo. Parte de esta dificultad se basa en el lenguaje propio que se utiliza para describir las particulares del vino, de su elaboración, de su producción…

Términos clave del mundo del vino I 0

Es sobretodo en el momento de describir sensaciones cuando necesitamos recurrir a una serie de términos, que si no han sido estudiados con anterioridad, puedes escaparse de nuestro repertorio.

Para ayudaros con la búsqueda de la palabra exacta que describe la sensación que os evoca un vino hemos creado una lista de los términos imprescindibles:

  1. Afrutado:

El vino evoca un agradable olor a fruta, especialmente madura. Aunque estos aromas no tienen por qué ser a uva, este olor suele indicar una uva bien madurada. En este post, os dejamos más información sobre los vinos afrutados.

  1. Añada:

Año de la cosecha, es decir, hace referencia al año en el que se recogieron las uvas con las que se ha elaborado dicho vino. Las añadas se clasifican en regulares, buenas, muy buenas o excelentes. Esta clasificación se hace en función a las condiciones climatológicas de esa campaña. Aunque esta información es relativa se considera importante para el consumidor final y es por eso que la añada aparece impresa en el etiquetado de la botella, bien en la etiqueta delantera o en la trasera.

  1. Añejo

Según la legislación vigente para que un vino se considere añejo, debe poseer un mínimo de meses de envejecimiento desde que se produce la vendimia y se comienza con la elaboración del vino hasta que este se comercializa embotellado. Así tenemos las diferentes categorías, Crianza con 24 meses, de los cuales 6 meses son en barrica, Reserva con 36 meses, de los cuales 12 son en barrica y Gran Reserva con 60 meses de los cuales 18 meses son en barrica.

  1. Aroma

Se conoce como aroma a todo el conjunto de valores olfativos que salen de una copa de vino. Es importante saber que dentro de estos aromas encontramos tres clases diferentes: El aroma primario, que procede de la uva; los secundarios, fruto de la fermentación alcohólica y maloláctica (suelen variar según el tipo de levaduras y las condiciones de la fermentación); y los terciaros que son los aromas que se han adquirido durante la crianza del vino en barrica y durante su etapa de maduración en botella.

  1. Aromático:

Un vino aromático es aquel que destaca por sus notas olfativas perfumadas con cierto recuerdo floral. Los aromas florales que se encuentran en el vino recuerdan a los pétalos de rosa, azahar, violeta, jazmín y flores blancas. Esta especialidad se puede encontrar en diversas variedades de uva y, aunque no en exclusividad, suelen ser vinos blancos.

  1. Astringente:

La cualidad de astringencia hace referencia a un peculiar sabor amargo que provoca la sensación de sequedad en boca de vida a una excesiva concentración de taninos o, en su defecto, ser estos muy verdes. Es una de las cualidades organolépticas de los tintos que, además de proporcionarles su color característico, le da ese toque de sequedad propio de esta variedad.

  1. Aterciopelado

Cuando nos referimos a un vino como aterciopelado queremos decir que es un vino suave, sedoso y con tacto en boca. Una sensación aterciopelada, como si acariciara el paladar.

  1. Azúcar

Cuando hablamos de azúcar dentro del mundo del vino nos referimos a la glucosa y fructosa que se encuentran en la uva y que se transforman en alcohol durante la fermentación, aunque no todo.

El azúcar que no se transforma en alcohol se llama “azúcar residual”. Todos los vinos, incluso los secos, poseen azúcar.

  1. Balsámico

Vino con sabor a ciertas maderas verdes como cedro o abeto, suele darle en vinos de crianza envejecidos al sol. Suele tener un aroma penetrante y una sensación fresca en boca. No obstante, esta característica también puede hablar de un defecto, sobretodo si hace referencia a vinos blancos.

  1. Barrica

Recipiente de madera de roble que se emplea para la crianza del vino. Parte vital del proceso de elaboración del vino y lugar idóneo donde otorgarle unos matices u otros. La importancia de esta fase es tan vital que da para todo un post. Si te interesa, para que comiences a profundizar, te dejamos este post donde os comentábamos las diferencias entre la crianza de barrica y la crianza en botella.

¡Hasta aquí los términos por hoy! Seguiremos contándoos más en próximos post para que podáis lucir estas palabras en vuestras catas o degustaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *