La importancia de la guarda de botella en el vino

No os vamos a engañar, la botella de un vino juega un papel importante en cuanto a marketing. Como en otras muchas situaciones solemos juzgar un producto por su aspecto y la botella junto con la etiqueta son los dos elementos que formarán la primera impresión de un vino.

La importancia de la guarda de botella en el vino 0

Pero el valor de la botella no reside solo en eso ¿Sabes que en este recipiente es donde el vino concluirá su crianza? Esta fase se llama crianza en botella o fase reductora y comienza tras el embotellado. En este momento el vino pasa un tiempo en bodega donde alcanzará su madurez, la escasez de aire hace que los elementos del vino reaccionen entre sí y terminará de formar sus matices.

Esta parte siempre se produce con la botella en vertical, para que el corcho permanezca húmedo, y en las naves subterráneas de las bodegas. Con esto se evitan los cambios bruscos de temperatura, se evita el contacto con luces fuertes y se mantiene una humedad idónea. Es decir, se consiguen las parámetros correctos para que el vino pueda madurar bien.

El aroma, olor y sabor del vino se afinan y equilibran en esta fase. En muchos casos se sustituye un potente aroma frutal por otros más sutiles. También puede suceder que los aromas primarios, secundarios y terciarios varíen en su orden de prioridad debido a los cambios que se producen en la botella. Esto es resultado de unas reacciones que ocurren en el interior de la botella con las cuales se eliminan gran parte de los taninos y se reduce el nivel de astringencia del vino.

Esta fase final de la producción de un vino también afecta en diferente medida según el vino que estemos elaborando. El vino tinto termina de fusionar todos sus matices y suele perder un poco de potencia en su color. Por otro lado los vinos blancos tienden a perder sus aromas frutales, ganan en complejidad y se vuelven más voluptuoso durante su estancia en botella.

Otro dato muy interesante es que dentro de la botella se frena la evolución biológica en el interior del vino, lo cual alarga su vida y por ello es el recipiente habitual para su almacenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *