Qué es un vino vegano y cómo identificarlo

Ya todos lo sabemos, el 2020 ha traído a nuestra vida muchas cosas que antes no nos imaginábamos. Más allá de la mascarilla y el gel hidroalcohólico, hay nuevas tendencias que siguen su ascenso imparable, ¡aún más en este año!

Una de estas es la corriente vegana que ha saltado de la alimentación a multitud de ámbitos de nuestra vida: maquillaje, cuidado facial, ropa, bebida… Y por supuesto, el mundo del vino también ha sido zambullido por esta ola.

Qué es un vino vegano y cómo identificarlo 0

Para quien lo necesite, vamos a concretar el significado de vegano. No, no solo significa que el producto en sí mismo no sea un animal… si no ¡todo el vino lo sería! Si no que ninguno de los ingredientes o materiales que componen aquello que te interesa tenga procedencia de origen animal (miel, leche…) ni que se haya utilizado en su proceso de creación algún elemento de origen animal.

Entonces, ¿es todo el vino vegano? No y a continuación te contamos el por qué.

Partiendo de la descripción anterior y dando por hecho que todos entendemos que en el vino no hay ningún ingrediente de origen natural, lo primero que hay que hacer es especificar en qué paso se fusionan estos dos mundos: la clarificación.

Es un proceso muy habitual en el que el enólogo pone en contacto el vino con ciertas sustancias que eliminan las partículas volátiles que se pueden encontrar en él. Es decir, aunque puede alterar levemente el sabor, es un proceso que se centra en la limpieza y transparencia de la bebida.

Para que un vino sea vegano la bodega tiene dos opciones: renunciar a la clarificación o realizarla con ingredientes de origen vegetal. Tradicionalmente este paso se hacía con albúmina (derivada del huevo) o caseína (derivada de la leche). El reto de encontrar nuevos ingredientes es el paso para que, sin renunciar a la clarificación, el vino continúe siendo vegano.

¿Cómo podemos saber si el vino que queremos escoger es vegano? No siempre se indica en la etiqueta ya que, para conseguir estos sellos, la bodega necesita ciertas certificaciones que no siempre se tiene aunque la producción de un vino en concreto sí sea vegana.

Por lo tanto, tenemos dos opciones si queremos asegurarnos de que nuestro vino es vegano: decantarnos solo por los vinos con certificado o ponernos en contacto con la bodega para más información.

Ahora, cuéntanos tú. ¿Sabes ya cuál vino vegano es tu favorito o no habías caído antes en esta diferenciación?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *