“El vino cuanto más viejo mejor”, desmentimos el mito

En el mundo del vino hay muchísimos mitos. Uno de los más comunes es ese que nos hace creer que cuanto más viejo sea el vino es muchísimo mejor. Quizás sea por las películas en las que un rico estadounidense entraba en su particular bodega infinita y sacaba con orgullo una botella con más de 20 años, presumiendo de la exquisitez que tenía entre manos y haciéndonos entrever que el valor de ella residía en su fecha de producción.

 

Quizás por eso o quizás por cualquier otra teoría que puedas tener, el caso es que, muchos, antes de ir adquiriendo formación vinícola, nos creíamos que todos los vinos eran mejor cuanto “más viejos” ¡Error! Y hoy venimos a explicártelo y a decirte cuánto tiempo deberías tener cada vino en tu casa.

Lo primero que debes saber es la diferencia entre un vino joven, crianza, reserva o gran reserva. Para ello te dejamos este post donde te lo explicamos al detalle.

Una vez entendido este concepto vamos a hablar del tiempo de guarda aconsejado para cada categoría. Se dice que el tiempo que un vino ha pasado en barrica es proporcional al tiempo de guarda óptimo, por tanto entenderás que los vinos jóvenes que no pasan por este proceso en bodega y salen al mercado a los pocos meses de la vendimia deben consumirse pronto. Lo ideal es no dejar pasar más de dos años ¡Revisa tu despensa y ve descorchando!

Para los vinos que sí que han pasado por un proceso de envejecimiento en bodega también tenemos unas directrices que señalan el tiempo aconsejado para almacenarlo en nuestro hogar. Los vinos crianza tienen un tiempo de vida máximo recomendado de entre cuatro a cinco años; el reserva podría durar de ocho a diez años en buenas condiciones y el Gran Reserva puede llegar a conservar su máximo estado 15 años, o incluso más.

Pero más allá de las grandes categorías, cada vino tiene su momento óptimo de consumo y este viene determinado desde su creación en bodega. Por ello en muchas contraetiquetas encontraremos información detallada proporcionada directamente por sus creadores. Asegúrate de revisarla antes de que un vino se te eche a perder ¡Y no dejes de regocijarte con tus momentos de copa y disfrute!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *