DESCUBRE LOS 4 FACTORES QUE TE PERMITEN IDENTIFICAR QUE UNA UVA ES DE CALIDAD

¿Sabías que el 70% de la calidad de un vino está determinado por la uva?

Sí. Has leído bien: un 70 por ciento. Esto significa que la materia prima, en este caso la uva, es una parte fundamental en el resultado final de un vino. En la D.O. Utiel Requena sabemos que tener una uva de calidad es fundamental para que el resultado sea excelente. Es por eso que la uva bobal, la cepa más típica de nuestro territorio, es una variedad que se adapta perfectamente al suelo y al clima de la comarca. En este post te contamos qué significa que una uva es de calidad, y qué factores te permiten identificarla.

DESCUBRE LOS 4 FACTORES QUE TE PERMITEN IDENTIFICAR QUE UNA UVA ES DE CALIDAD 0

Antes de seguir es importante aclarar que la técnica de elaboración, aunque represente un menor porcentaje en la calidad del vino, es fundamental. Esto supone que, aunque la tecnología vitivinícola sea buena y permita obtener una uva de calidad, si la técnica de elaboración falla, se corre el riesgo de que el vino sea malo o incluso pueda llegar a resultar defectuoso.

Después de esta aclaración, ¡pasemos a conocer cuáles son los factores que influyen en la calidad de la uva! Si la materia prima es uno de los elementos imprescindibles la pregunta que quizá te surja es: ¿y qué determina que una uva sea de calidad? ¡Te damos la respuesta en este post!

Los factores que influyen en su calidad se pueden agrupar en cuatro grandes áreas: permanentes, variables, accidentales y modificables.

  • En el primer grupo, inciden factores como el clima, el microclima, el suelo, la variedad de uva y portainjerto, la densidad y disposición del viñedo, el sistema de conducción, y el concepto de terroir o terruño. Por ejemplo, si el clima es cálido obtendrás uvas más dulces y menos ácidas, mientras que si se trata de uno frío la acidez será mayor y la dulzura de la uva se reducirá.

 

  • Los factores variables están compuestos por la temperatura, iluminación, humedad, edad del viñedo y el concepto de millésime o añada.

 

  • En cuanto a los accidentales, encontramos factores como las plagas, los fenómenos meteorológicos, la patología del viñedo y calidad de los vinos, y las enfermedades.

 

  • Por último, están los modificables, que se refieren al riego, los abonados y enmiendas, las labores de cultivo, las podas y otras operaciones en verde, y otros trabajos de cultivo.

Ahora ya conoces cuáles son los factores que más influyen a la hora de que una uva sea de calidad, algo imprescindible para lograr que el resultado sea como tú quieres: excelente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *