Descubre el origen de la palabra vino

¿Alguna vez te has preguntado de dónde procede la palabra vino? La verdad es que no es una cuestión fácil de descifrar porque su procedencia se remonta muchos años atrás. Viaja incluso más lejos que la mayoría de nuestra palabras, que proceden del latín, parece ser que su origen se encuentra en las lejanas tierras de Asia Menor.

Descubre el origen de la palabra vino 0

Los primeros restos arqueológicos documentados de la producción del vino tiene más de 8.000 años y fueron encontrados en este continente. Por ello se cree que fue en el Neolítico donde tuvo origen el nacimiento de las primeras referencias al vino y que sería en alguna de las lenguas de la región, sin saberse con exactitud a cual de ellas atribuírsela.

Se podría decir, por las dificultades de encontrar su procedencia etimológica, que el vino y su tradición han acompañado al hombre desde su aparición . Prueba de ello es que sea una de las palabras que aparece en la mayoría de lenguas desde hace miles de años.

Por lo tanto no se sabe cuándo esta palabra viajó hacia el Mediterráneo occidental pero podemos encontrarla en las lenguas más antiguas de nuestro continente como el griego (οἶνος), el albanés (vēnë) y el latín (vinum). Fue a partir de este último idioma por el cual llegó al castellano y se convirtió en nuestro termino: vino.

Fue también desde este idioma donde la palabra se adaptó a muchas de las lenguas actuales como, por ejemplo, el alemán (wein) o el inglés (wine).

Esta es la teoría más apoyada, pero no la única ni la más romántica. Otras fuentes aseguran que la palabra vino podría proceder de la palabra sánscrita vana, lo que traducido sería amor. Vana es una palabra que ha sido raíz de otras como Venus y Venera y se asegura que la relación semántica podría estar atribuida por la antigua creencia de que el vino tenía poderes afrodisiacos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *