5 olores peculiares que puedes encontrar en el vino

Si estás entrenando la fase olfativa ya te habrás dado cuenta: dentro de una copa de vino puedes encontrar olores que jamás habrías imaginado.

Más allá de los olores relacionados con la propia uva e incluso de otras frutas, el vino destila otros aromas que no tienen nada que ver con su mundo y que al principio pueden ser algo más difícil de captar debido a esta inverosimilitud.

Hoy te contamos 5 olores muy curiosos que puedes encontrar en un vino:

  1. Huevo podrido

Mucho más frecuente de lo que puedas imaginar, este olor es también muy fácil de detectar debido a lo desagradable que es. Surge debido a una alteración del anhídrido sulfuroso que se añade para su conservación.

  1. Gasolina

Este olor, que podría parecer desagradable no aparece en vinos echados a perder, más bien todo lo contrario. Está presente en vino de gran calidad y prestigio internacional. Es un olor que surge en el proceso de envejecimiento.

  1. Humo quemado

Un olor característico de los tintos jóvenes elaborados con Syrah. También lo podemos encontrar en otras copas ya que cuando detectamos “humo quemado” en realidad estamos oliendo los compuestos de azufre que residen en el vino. Siempre y cuando no sea muy intenso no es un inconveniente.

  1. Tabaco

¡Vale! Este aroma no es desagradable de por sí, pero a priori si tú cuentas que tu vino huele a tabaco ¿no es lo más agradable, ¿no?

Podemos encontrar dos matices diferentes, uno que recuerda a las hojas de tabaco maduras, un aroma que en muchas ocasiones es incluso protagonista de colonias de hombres ¿Lo sabías? Nace de la oxidación del fruto.

La segunda variante de este aroma suele estar presente en los vinos que han pasado por barrica. El envejecimiento en estos recipientes transmite un olor que recuerda a las cajas de cigarrillos o puros y por eso lo relacionamos con el tabaco.

  1. “Perro mojado”

Este olor es difícil de explicar si nunca has metido a un sabueso en tu bañera. Un olor muy peculiar a tierra mojada con connotaciones animales. Si tu copa huele así no busques matices afrutados o varietales, este vino estará en mal estado organoléptico. Es un defecto que surge en algunos momentos de la vinificación.

¿Tú has detectado algún otro olor en tu copa que te ha sorprendido dentro de tu copa?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *