3 tips para aprender a maridar

Llevamos algunos meses hablándote de maridajes concretos. Cómo combinar mejor tus vinos con queso, pasta, ensaladas… Pero ha llegado el momento de que seas autónomo.

Ya sabes eso que dicen “no le des a un hombre un pez, enséñale a pescar”. Pues hoy nos toca enseñarte a maridar.

3 tips para aprender a maridar 0

No te vamos a engañar, es un arte bastante complejo y que debe apasionarte para llegar a dominarlo. Eso sí, para empezar a probar en casa, sorprender a tus invitados y seguir aprendiendo estos tres consejos te vendrán de fábula.

  1. Cuestión de equilibrio.

Es una de las cosas que más te hemos repetido cuando te hablábamos de maridaje. El sabor del vino y la comida deben ir a la par. Si uno es suave el otro también debería serlo.

Está claro que hay excepciones que sorprenden y maravillan pero siguiendo esta regla te será mucho más fácil acertar.

Algo que también te puede ayudar en este “equilibrio” es una técnica llamada maridaje por asociación. Consiste en buscar vinos que te produzcan sensaciones similares a las comidas que vas a degustar. Esto hace referencia a texturas, aromas, temperatura…

  1. De menos a más.

Si vas a hacer un menú extenso te sugerimos que ordenes los platos y cambies el vino. Que no te abrume, puede ser la excusa perfecta para alargar la cita con los amigos.

Lo que te proponemos es que juegues con los platos en busca del mejor acompañante en su copa. Recuerda, es imprescindible que los sabores de la copa vayan de menor a mayor intensidad.

Si tomas un vino con mucho cuerpo para empezar cuando llegues al joven no podrás disfrutar de todos sus matices.

  1. Tú mandas.

No podríamos acabar con un tip mejor. Fíate de ti, de tu propio criterio. Nadie conoce mejor que tú tu propio paladar. Tú decides qué es lo que te hace disfrutar al máximo de la copa, sigue tu instinto.

Al fin y al cabo, las normas están para romperlas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *