Ya hemos elegido a los tres últimos vinos representativos de 2020

¡Ya tenemos a los últimos seleccionados! Escogidos mediante una cata a ciegas, Nodus Chardonnay 2019, de Bodegas Nodus; Ladrón de Luna Roble 2018, de Bodegas Ladrón de Lunas; y Pasión de Bobal 2018, de Bodegas Sierra Norte; son los elegidos para cerrar el grupo de vinos representativos de la D.O. Utiel-Requena para el 2020.

Ya hemos elegido a los tres últimos vinos representativos de 2020 0

Cada año el Consejo de la Denominación de Origen Utiel-Requena elige ocho vinos representativos de la región que sirven como muestra de la calidad de nuestra uva y acompañan al sello en cada uno de nuestros eventos. En esta ocasión unos vinos que surgen de una añada calificada como “excelente” por el panel de expertos.

A principios de año se eligieron los primeros cinco miembros de este elenco para 2020 y por fin tenemos a los 3 vinos que cierran el grupo. Te los presentamos a fondo en el post de hoy.

Nodus Chardonnay 2019 ha sido el seleccionado en la sección de blanco madurado en barrica. De producción ecológica y fermentado parcialmente en barricas nuevas, este vino de un color amarillo pajizo está plagado de reflejos dorados y presenta unos aromas complejos con nota a frutas tropicales y toques avainillados.

Es un vino bien estructurado y armonioso que tiene un paso fresco en boca y hace pareja perfecta con guisos, pescados grasos y mariscos de sabor intenso.

Ladrón de Lunas Roble 2018 ha sido el reconocido en la categoría de tinto madurado. Es un monovarietal de nuestra variedad autóctona, la Bobal. Al ojo es de un intenso color picota con ribete violáceo. En nariz sorprende con sus toques tostados y en el paladar enamora gracias a una acidez en su punto y un final suave pero persistente.

Marídalo con estofados de carnes, quesos curados o foie para una combinación ganadora. Si quieres sorprender a tus sentidos emparéjalo con un poco de chocolate.

Pasión de Bobal 2019 ha destacado en la categoría de tinto joven Bobal. Otro monovarietal que hace brillar los colores de esta uva dando como resultado un vino en tono picota y destellos violetas. Su aroma embriaga gracias a la fruta roja, donde destacan matices a fresa, frambuesa y grosella acompañados de ligeros toques tostados.

En boca se descubre ligeros toques de vainilla y humo que resultan perfectos para acompañar comidas contundentes como carnes rojas o pastas y arroces con salsas.

¿Por cuál de ellos vas a comenzar?

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *