La Tardana, variedad autóctona de la DO Utiel-Requena

Aunque su hermana mayor, la Bobal, concentra todas las miradas y atenciones, es de justicia dedicarle la atención que se merece la otra de las variedades autóctonas de la DO Utiel-Requena, la Tardana.

Esta variedad, también denominada Planta Nova o tortozón es de maduración tardía y una de sus cualidades es la dureza de su piel que le permite tener una vida más alargada. Por ello, entre otras razones, es utilizada tanto para consumo de mesa, como fruta, pero también para vinificación. De hecho, las primeras vendimias son para ser comidas y las siguientes ya van destinadas a  las bodegas para transformarse en vino. La vendimia se realiza de manera tardía, incluso después de las variedades tintas.

La Tardana, variedad autóctona de la DO Utiel-Requena 0

Variedad de uva Tardana, autóctona del territorio de la DO Utiel-Requena

Vinos de Tardana

En la DO Utiel-Requena las variedades blancas representan un 5,73 % del viñedo de Utiel-Requena. Entre ellas está la Tardana. Esta uva produce vinos de un color suave pajizo con tonalidades doradas. En nariz son intensos y de aromas afrutados y por lo que respecta a su paso por la boca, son frescos y equilibrados, muy estructurados y persistentes.

Se trata de una planta muy rústica, adaptada al terreno y cuyas bayas soportan bastante bien las inclemencias del tiempo, gracias a la resistencia de su piel, entre otras cosas. Y aunque algunos expertos piensan que su maduración tardía es peligrosa por el riesgo de granizo, actualmente empieza a despertar el interés de algunos bodegueros precisamente por su maduración lenta, equilibrada y completa que le otorga un potencial tanto en el presente como en el futuro del panorama vinícola.

La Tardana, variedad autóctona de la DO Utiel-Requena 1

Vino blanco Parsimonia, de Bodegas Vibe, elaborado 100% de la variedad Tardana

Muchas bodegas de la DO Utiel-Requena la utilizan junto con otras variedades blancas e incluso algunas de ellas, como Bodegas Vibe, han decidido hacer una apuesta firme por esta variedad y producen vinos de una excepcional personalidad como es el Parsimonia.

Al igual que la Bobal, la Tardana es una uva con carácter propio y cuyas señas de identidad llevan la marca de nuestro territorio Utiel-Requena. Seguro que esta variedad nos deparará grandes alegrías para las bodegas de nuestra Denominación de Origen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *