Vega Infante Crianza, un vino potente que deja huella

Bodegas Utielanas es una de las bodegas más antiguas acogidas a nuestra Denominación de Origen. Corría el año 1927 cuando esta cooperativa fue fundada bajo el nombre de Sindicato Agrícola, localizando su sede en el casco antiguo de Utiel, en la calle Real.

De hecho, entre las que posteriormente fueron sus bases, destaca el fabuloso edificio de la Bodega Redonda, el cuál cedió para que fuera sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Utiel-Requena en la actualidad.

Fue en el año 1945 cuando se empezaron a construir sus actuales instalaciones, que poseen una fachada principal de más de 300 metros de corte modernista y que se suelen comparar con el puente de mando de un gran barco de carga, teniendo a proa la fachada principal, con la sala de barricas y la zona de venta al público, a popa el descargadero de la uva y las básculas, y en el centro la propia bodega.

Uno de los vinos más representativos de esta bodega es Vega Infante Crianza, elaborado con un 75% de Bobal, la variedad autóctona de la región que le proporciona sabor y potencia, y un 25% de Tempranillo, para suavizar el vino en el paladar. Las uvas con las que se produce son seleccionadas cuidadosamente en las parcelas de cepas de más edad y baja producción para garantizar su alta calidad.

Vega Infante Crianza

Vega Infante Crianza: Este vino sensacional es uno de los máximos exponentes de Bodegas Utielanas.

Se trata de un vino de intenso color rojo picota de capa alta y ribete rojo-violeta, que emite fragancias a frutos rojos maduros como ciruelas roja, cerezas o moras sobre un fondo de vainilla y envuelto con toques de toffee y alguna especie dulce.

En el paladar, este vino tinto hace gala de una gran fuerza y sabrosura, propia de las uvas de la variedad Bobal con las que es elaborado, dejando una agradable sensación de fruta fresca en el postgusto, al mismo tiempo que sus maduros taninos lo vuelven más astringente.

Ideal para acompañar platos de potente sabor como asados de cordero, ternera, buey a la piedra, quesos curados de oveja y cabra, quesos picantes o arroz con carnes, es un vino que no se olvida fácilmente.[:]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *