El otoño tiñe de rojo Utiel- Requena

Recorrer los viñedos de Utiel – Requena en otoño es un verdadero placer para los sentidos. Tras la vendimia, las viñas experimentan un cambio de coloración en el que el verde deja paso a una extensa gama de amarillos y tonos rojizos. Las tierras de Utiel – Requena se convierten estos días en un increíble lienzo rojizo que estremece a cualquier hora del día. Bien sea al amanecer, en un mediodía soleado o a la caída del sol, pasear por los campos estos días de otoño tiene, sin duda, un encanto especial.

El otoño tiñe de rojo Utiel- Requena 0

Durante los meses más luminosos, los viñedos lucen verdes. La tonalidad verdosa se debe a la clorofila, que es el pigmento encargado de realizar la fotosíntesis, proceso mediante el cual la vid aprovecha la energía del sol para transformar el dióxido de carbono del aire y el agua del suelo en azúcares aprovechables por la planta. ¿Qué ocurre estos días en la viña? Con la ausencia de sol, los días más cortos y noches largas, la producción de clorofila se va reduciendo de forma gradual. Con la senectud de las hojas de la viña y antes de su caída, la planta hace acopio de los minerales y de los nutrientes que necesitará para el siguiente ciclo. Al viajar hasta las partes leñosas, las moléculas de clorofila pierden su característico color verde. A falta de este pigmento aparecen las maravillosas tonalidades amarillentas y rojizas que el otoño nos regala en las viñas.

El otoño tiñe de rojo Utiel- Requena 1

El manto rojizo que año tras año nos seduce en estas fechas estará presente en Utiel – Requena hasta que, con la llegada del frío, empiecen a caer las hojas y nos muestren un paisaje no menos atractivo: el de las ramas desnudas desafiando al gélido invierno. Después tendremos que esperar cuatro meses antes de volver a ver los primeros brotes de color verde, que serán el inicio del siguiente ciclo vegetativo. Dará comienzo entonces un nuevo reto que en la D.O. Utiel- Requena afrontaremos con una ilusión tremenda:  la elaboración de los vinos de la siguiente añada.

El otoño tiñe de rojo Utiel- Requena 2

La viña es un paisaje efímero y cambiante que hechiza en cualquier época de año. Desde la D.0. Utiel- Requena te proponemos acercarte este otoño a nuestras tierras y comprobar con tus propios ojos el magnífico regalo que nos brinda estos días la naturaleza. ¿Acompañas tu paseo de uno de nuestros vinos? ¡Sería la guinda del pastel! Y después, comparte con nosotros las fotografías que captes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *