Mitos y verdades sobre los vinos rosados

Alrededor de los vinos rosados circulan una gran cantidad de mitos que en ocasiones pueden confundir a las personas que se inician el mundo de los vinos. Hoy con este post, nos hemos marcado el objetivo de desmentir algunos de los mitos más comunes.

  • Son producto de una mezcla entre un vino tinto y uno blanco – Afortunadamente, este mito ya no está tan extendido como antes dado que los organismos se han encargado de desmentirlo por activa y por pasiva. Este mito afirma que los vinos rosados se obtienen mediante una mezcla de vinos tintos y blancos, lo que no es para nada cierto. Los vinos rosados son sometidos a un proceso de maceración más corto que los tintos, de un máximo de 24 horas, y posteriormente se lleva a cabo “el sangrado” para retirar el mosto, que es lo que se fermenta para la obtención del vino rosado. Este proceso de elaboración más corto es el que provoca su característico color y no ninguna mezcla de vinos.

 

  • Los rosados son sólo para el verano – La frescura característica de los vinos rosados ha ocasionado que se propague el mito de que este tipo de vinos son únicamente para el verano. Nada más lejos de la realidad. Aunque es verdad que durante el verano los vinos rosados ayudan a que nos refresquemos, se pueden degustar en cualquier época del año y disfrutar de su sabor.

mitos-vinos-rosados

Mitos vinos rosados: Los vinos rosados se pueden degustar en cualquier época del año.

  • Los vinos rosados tienen poco alcohol – Este mito es totalmente infundado. Hay vinos rosados con poco alcohol igual que hay tintos y blancos que tampoco destacan por su alto contenido alcohólico. Este elemento depende del tipo de vino en cuestión que sea y de lo que haya querido producir el enólogo. De hecho, muchos rosados alcanzan los 14º de alcohol e incluso más.

 

  • Son difíciles de maridar – Otra gran mentira. Los vinos rosados, al contrario de lo que se dice, son muy fáciles de maridar porque armonizan casi con cualquier clase de guiso. Desde los platos más tradicionales como los arroces o las pastas, pasando por la comida de moda como el sushi o la pizza, hasta los postres. Todo combina a la perfección con un buen vino rosado.

Así que elige uno de los mejores vinos rosados del momento, marídalo con tu plato preferido, tómatelo cuando quieras y no hagas caso a ninguna clase de mito.

 [:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *