Estenas Blanco, un vino fiel a sus principios

La bodega Vera de Estenas mantiene el espíritu de Francisco Martínez Bermell, su fundador, quién se instaló en la comarca de Utiel-Requena en 1945, trayendo a la región vitivinícola la tradición exportadora del Grao de Valencia y convirtiéndose en uno de los enólogos más prestigiosos de España. De hecho, llegó a ser elegido presidente de honor de la Asociación Española de Enólogos, tras ser presidente durante dos legislaturas (8 años) y vicepresidente de la Organización Internacional del Vino (OIV).

En 1981 la actividad vitivinícola de la compañía se trasladó a la bodega Casa de Don Ángel, un edificio modernista construido en 1919, en las cercanías de Utiel. Allí, apostó por centrarse en mejorar las variedades de uva y recuperar la Bobal con nuevos tipos de elaboración, siendo la bodega Vera de Estenas la primera valenciana en cultivar y elaborar variedades como Chardonnay, Merlot, Cabernet Sauvignon y Malbec.

Vera de Estenas

Vera de Estenas: Imagen de la bodega de Vera de Estenas.

Los hijos de Francisco Martínez Bermell se han mantenido fieles a los principios de su padre y cada año elaboran vinos con sello propio, siendo fieles al concepto de innovación, pero sin perder la expresión del terruño donde se cultiva el viñedo.

En este sentido, los viñedos de la bodega son cultivados de manera natural, respetando el entorno ecológico en el que crecen, y se trabaja minuciosamente con cada una de las cepas con el objetivo de que alcancen el máximo de su potencial y así producir unos de los mejores vinos de la región vitivinícola.

Un claro ejemplo de estos principios es el vino Estenas Blanco, elaborado con las variedades de uva Macabeo y Chardonnay.

Estenas Blanco

Estenas Blanco: Un vino armonioso y muy frutal que refleja la esencia de la bodega.

Se trata de un vino fresco y joven con un gran carácter frutal que resalta por su tono amarillo brillante, limpio y transparente, y por las fragancias florales y a frutas tropicales que le otorgan las variedades con las que es producido.

Ya en el paladar, se descubre un vino muy expresivo que presenta la acidez justa para equilibrar al conjunto y provocar un retrogusto que resulta muy agradable para los degustadores.

Toda una muestra de la excelencia, la tradición mediterránea, el amor a la tierra y la cuidada elaboración con la que trabaja Vera de Estenas.[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *