16/10/2015
-

Diez razones para incorporar el vino tinto a tu dieta

Todos los expertos lo dicen: beber una o dos copas de vino tinto diariamente es saludable, pero para que te acabes de convencer (si es que aún no lo estás), te damos diez razones para incorporar el vino tinto a tu dieta.

1. Evita el envejecimiento – Uno de sus componentes más importantes, el resveratrol, se encarga de disminuir el envejecimiento celular, tal y como demostró la Universidad de Harvard en uno de sus estudios.

2. Previene las enfermedades coronarias – Al beber vino tinto, se mejora la circulación, se incrementan los niveles de colesterol del bueno y se genera un efecto protector de las arterias que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con la Asociación Americana de Cardiología, el consumo de vino tinto puede reducir entre un 40% y un 50% el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

3. Protege nuestro organismo – Ejerce de escudo, impidiendo que se produzcan daños y protegiéndonos de los episodios gripales. De hecho, un estudio español reveló que aquellas personas que consumían de 8 a 14 copas de vino tinto en una semana eran menos propensas a pillar resfriados que los que bebían cerveza, bebidas espirituosas o nada de alcohol.

Razones para consumir vino tinto diariamente

Razones para consumir vino tinto diariamente: El vino tinto tiene numerosos beneficios para nuestra salud.

4. Refuerza al aparato digestivo – Los científicos de la Universidad Autónoma de Madrid constaron que las bacterias presentes en el vino son capaces de adherirse a las paredes del intestino aportando beneficiosos como la exclusión de patógenos o bacterias dañinas.

5. Es un antidepresivo – Una investigación de la Universidad de Navarra puso de manifiesto que el consumo de vino tinto evita la aparición de la depresión. Las personas que bebían de 5 a 15 gramos de alcohol diarios tenían menor riesgo de depresión que las que no lo hacían.

6. Es un antiinflamatorio natural – Contribuye disminuir la inflamación de los tejidos como lo haría un antiinflamatorio artificial.

7. Es anticancerígeno – De acuerdo con un artículo publicado enScience Translational Medicine, el resveratrol, es muy eficaz en la lucha contra el cáncer y no pierde sus propiedades antitumorales una vez que se metaboliza en el cuerpo. En concreto, el resveratrol, inhibe la acción de las enzimas que impulsan el aumento de los tumores. Además, las uvas tintas también contienen bioflavonoides, un antioxidante que contribuye a prevenir el cáncer, y ácido elágico que aísla las células cancerosas y ralentiza el crecimiento de los tumores.

 el vino tinto y dieta

Razones para introducir el vino tinto en nuestra dieta – Los componentes del vino tinto hacen que sea un producto anticancerígeno.

8. Retrasa la progresión del alzheimer – Un estudio realizado en Estados Unidos con personas que padecían alzheimer, ha demostrado que la ingestión del reservatol, en dosis concentradas puede retrasar el avance de la enfermedad.

9. Reduce el riesgo de diabetes – La gente que consume cantidades moderadas de vino tinto tiene menos posibilidades de padecer la diabetes de tipo 2, según avalan diversos estudios.

10. Disminuye el estrés – ¿Quién no ha sentido los efectos relajantes de una copa de vino? En una sociedad como la nuestra, no hay nada mejor que una copa de vino tinto que nos ayude a bajar el ritmo y a disfrutar de las pequeñas cosas.

¿A qué estás esperando para introducir el vino tinto en tu dieta diaria?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.