Descubriendo el lenguaje de las tierras del vino

Vino, uva, vitivinícola, enología, vid, cepa, racimo… Seguro que a todos nos  son conocidas estas palabras y las hemos escuchado cientos de veces aunque no sepamos de vino. Pero incluso si además eres de los que disfrutas con esta bebida, sin llegar a ser un entendido, también te sonarán algunas otros términos como taninos, decantación, maridaje, acidez, bouquet, añada, cuerpo, y ya paramos de contar, mejor os leeis el artículo donde os hablamos de estos términos…

Descubriendo el lenguaje de las tierras del vino 0

La historia de la comarca de Utiel Requena está ligada al vino desde hace miles de años

Pero hoy vamos a centrarnos en otro tipo de argot, el que se vive desde dentro del mundo del vino, dentro de sus raíces, en el campo. Unas raíces de más de 20 siglos de antigüedad, en los que la uva ha sido una materia prima vertebradora de la economía y de la cultura. Ha sido también el sustento de muchas familias y el hilo conductor de la sociedad. En los territorios de nuestra Denominación de Origen Utiel-Requena las fiestas más importantes están vinculadas a momentos de la cosecha de la uva o en torno a ella.

No es de extrañar pues que con esa basta historia, la cultura, hábitos y costumbres de los habitantes de las poblaciones que forman la Denominación de Origen Utiel-Requena estén impregnadas por la viticultura, especialmente y como no podría ser de otra manera el lenguaje. Pero como os decíamos antes, hoy os hablamos de los términos agrícolas. Esos que utilizan los que trabajan nuestras tierras con tanta pasión y profesionalidad con el único objetivo de que los vinos de Utiel-Requena alcancen la excelencia que se merecen.

Descubriendo el lenguaje de las tierras del vino 1

Un grupo de recolectores en el momento de la vendimia

Hay que decir que algunos de los nombres no son exclusivos de nuestra zona, como es el caso de Esporgar que se le llama al acto de  quitar los brotes no deseados en la cepa (esporguines), que brotan en los brazos y tronco de la cepa, para dejar todo el vigor en los sarmientos que brotan de las yemas deseadas. Una labor que se realiza a finales de mayo y primeros de junio.

Otro verbo utilizado es esrayolar, que se utiliza para definir la acción de quitar los brotes de sarmiento (rayuelos) que crecen en un sarmiento principal, para que se pueda airear la cepa. Cuando una cepa no se esrayola se dice que tiene mucho bosque, es decir una vegetación muy cerrada. Así, se concentra el vigor en los racimos. Le sigue a la esporga, a mediados de junio.

Y también utilizada en el sector agrícola encontramos la palabra podar, que se refiere a cortar los sarmientos crecidos en la anterior campaña, para dejar los pulgares con las yemas que convenga. Esta es una labor que see realiza durante el otoño-Invierno.

Y un término sólo referido a la viña, es el esporguín, que en Utiel-Requena se le llama a los sarmientos tiernos o tallos de la vid que se quitan para que el resto crezca y se desarrolle mejor.

Y siguiendo con las partes de la planta, al pequeño racimo de uvas que aparece en la parte alta del sarmiento después de los racimos grandes se le llama racima. Suele madurar muy mal, por lo que a veces se desprecia en la vendimia cuando todavía está muy “verde”. Por su parte, el rayuelo es el hijo que sale a los sarmientos en cada una de sus yemas.

Al oídio, enfermedad de las plantas que ataca a las partes aéreas de las mismas, en Utiel Requena se le llama cenicilla y para que en los depósitos vacíos de vino no les afecte esta enfermedad, los técnicos los azufran (azufrar). Y para acabar, en la garbera se depositan las garbas de los sarmientos.

Todos estos términos son una pequeña representación del rico glosario vitivinícola formado por muchas más palabras y expresiones, que dan para varias artículos, así que como dicen en las películas… To be continued…

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *