Descubriendo el lenguaje de las tierras del vino II

Por todos es conocida la tradición enológica milenaria que tienen los pueblos que forman la comarca de Utiel-Requena. Una cultura que hoy en día ha permitido que la zona disponga de unos activos vitivinícolas que la hacen única y particular, tanto para los vecinos, como para los de fuera.

A los que visitan nuestras tierras, la comarca les ofrece numerosos atractivos turisticos. Gastronomía, monumentos, naturaleza. Si queréis venir a conocer la zona, os recomendamos preparar vuestra visita con la página la Ruta del Vino,  donde podréis encontrar toda la información sobre los municipios de nuestra DO Utiel-Requena, las bodegas y las ofertas turísticas que ofrece la región, siempre relacionada con el mundo del vino.

Descubriendo el lenguaje de las tierras del vino II 0Sitio web La Ruta del Vino donde el visitante puede encontrar una amplia oferta cultural y gastronómica relacionada con el vino

Y uno de los principales activos vitivinícolas para los habitantes de las tierras del vino es el lenguaje. Términos que se utilizan en el campo y que, en algunas ocasiones, sólo comparten los autóctonos. A continuación vamos a repasar unos cuantos términos más de los que se usan en la labranza, dando continuidad a un  artículo anterior.

En Utiel-Requena se le llama Fargas a los productos tartáricos, o posos y sedimentos adheridos al fondo y a las paredes del trullo y los depósitos que han contenido vino. Son considerados subproductos.

La tradicional hoz pequeña, por aquí se le llama honcete, derivada de “hocete”, que es el instrumento cortante en forma de hocecilla que se empleaba para vendimiar, podar, injertar, y otros usos agrícolas.

El uvero se le llama al sarmiento que, al podar la cepa, se deja algo más largo, por su fortaleza para que produzca más racimos. Y se le llama sarmentar a la acción de retirar de la parcela los sarmientos podados que crecieron en la anterior campaña. Se realiza después de la poda.

En Utiel-Requena a las faenas de labranza de un de mulas en un día o jornada de trabajo, -casi siempre de sol a sol- se le llama ubiá, ubiada, yugada o uviá.

Descubriendo el lenguaje de las tierras del vino II 1

Imagen de los sarmientos, la lecha de la vid. Fuente: Lugar del vino.

El último martes de agosto, coincidiendo con la noche anterior a la Tomatina de Buñol, se celebra en Requena la noche de la Zurra, dentro de la Fiesta de la Vendimia de esa población. Todo el que asiste es literalmente bañado por agua que tiran de los balcones, mientras se consume y se baña en vino. Pero, la zurra es sí misma, es la bebida o sangría refrescante hecha a base de vino con azúcar, algo de aguardiente u otros licores afines y pedazos de fruta del tiempo.

Otro nombre poco usado fuera de aquí, es trullo, del latín torcŭlum, ‘prensa’. Se le dice al lagar con depósito inferior donde cae directamente el mosto cuando se pisa la uva. También está la parihuela, que es el artefacto compuesto de dos varas gruesas con unas tablas atravesadas en medio donde se coloca la carga para llevarla entre dos. Se usaba para sacar la uva al carro. Y espuntar, que es la acción de cortar la punta de los sarmientos para evitar su crecimiento excesivo y concentrar la energía de la cepa en los racimos.

Si habéis llegado a este punto de la lectura, sin duda es porque sois de los que os gusta verdaderamente este sector, y seguramente queréis ir más allá, así que os recomendamos la página de la CECRV, Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas, donde podréis encontrar un diccionario con estos y otros muchos términos más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *