Curiosidades sobre la vendimia que no sabías

La vendimia es un momento de fiesta, tras meses mimando y cuidando el campo llega el momento de recoger los frutos, literalmente. Con la llegada de la vendimia en nuestra Denominación de Origen hemos querido reunir algunos datos curiosos sobre ella para que la conozcas más y, entre todos, aprendamos a ponerla en valor.

Curiosidades sobre la vendimia que no sabías 0

Con la vendimia comienza el proceso de producción de vino, ya que es en este momento cuando por fin recolectamos la materia prima que nos permite producirlo, lo cual hace que en todas las denominaciones de origen esta etapa sea un momento de gran jolgorio.

Es en la vendimia cuando el campo y la bodega se fusionan y se contagia el espíritu de la “fiesta de la vendimia” a toda la región. Como quizás ya sepas, en muchas ocasiones, se realiza literalmente una fiesta en esta época, sobre todo años atrás donde la celebración se vivía en los campos para acompañar a los trabajadores.

El origen de la vendimia se remonta 8.000 años en el tiempo ya que es en esa época donde se encuentran las primeras pruebas de la existencia del vino. Por lo tanto, podemos asegurarte que, aunque el cultivo de la vid, tal y como lo conocemos es relativamente joven, el acto de vendimiar es milenario.

A modo de curiosidad te contaremos que incluso hay inscripciones egipcias donde se encuentran alusiones a este acto obligatorio antes del disfrute de una buena copa de vino.

Si nos ponemos etimológicos veremos que la palabra vendimiar no tiene tanto misterio como el que crea en nuestro paladares. Literalmente significa “recoger el fruto de las viñas”. Pero según la R.A.E.  este término también hace referencia al hecho de disfrutar algo o aprovecharse de ello, especialmente cuando se hace de forma injusta o violenta, curioso que también se utilice este término para esto, ¿No?

Sin embargo, para nosotros vendimiar no tiene ningún lado oscuro, es simplemente una delicia y nos encanta que nuestra comarca, Utiel-Requena, fuera una de las propulsoras de esta actividad.

Tenemos pruebas de que en nuestras tierras ya vendimiábamos en el siglo VII a.C. Esta es la actividad que marca nuestro paisaje y economía, la llevamos en nuestro A.D.N. y tatuada en nuestra alma. Es la labor a la que debemos tanto y hoy le queríamos rendir tributo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *