Consejos para servir los vinos blancos

¿Sabéis como se deben servir los blancos? ¿Lo hacéis de forma correcta? ¿A la temperatura idónea? ¿Con los alimentos o la comida adecuada?

Pues hoy, desde la DO Utiel-Requena queremos ayudaros porque almacenar, abrir y servir los vinos blancos en la copa adecuada puede evitarnos muchos problemas y hacernos disfrutar más aún de ese momento. ¡Toma buena nota si eres un apasionado de los vinos bancos!

Consejos para servir los vinos blancos 0

1) En primer lugar, coloca el vino blanco en un refrigerador de dos a cuatro horas antes de servirlo.

2) Saca la botella de 20 a 25 minutos antes de servir el vino blanco.

3) Abre la botella con cuidado, sosteniéndola en un ángulo de 45 grados, porque la abriréis más fácilmente y, además, evitaréis que el corcho pueda romperse.

Cuidado si lo que vais a abrir y servir son vinos blancos espumosos, porque contienen dióxido de carbono y es conveniente mantener con una mano el corcho y girar suavemente, mientras cogéis la parte inferior de la botella con la otra.

4) Llena una copa de vino a la mitad. Sostenla por el pie para que cuando se sirva el vino blanco no se altere su temperatura.

5) Vierte una capa de unos 2,5 a 5 centímetros de hielo en una cubitera. Pon la botella de vino dentro hasta que vuelvas a servir de nuevo. Añade más hielo por los lados hasta que la cubitera quede casi llena. Así conseguiréis mantenerlo frío.

6) Usad una copa con forma de “U” para servir los vinos blancos. Si servís vinos blancos espumosos, entonces utilizad copas alargadas.

7) Tened siempre presente la temperatura ideal. Los vinos blancos espumosos o los cavas y champagnes se recomiendan servir entre 5º y 7º, si se sirve más frío no se perciben los sabores; los vinos blancos jóvenes y más ligeros deben servirse entre 8º y 11º grados para poder disfrutar mejor de sus aromas de fruta; y los vinos blancos con crianza o los vinos blancos de la variedad el Chardonnay, tienen que servirse entre 10 y 12 º C, de esta forma no se pierden los aromas complejos del roble.

8) Si no consumís toda la botella de vino entera, insertad el corcho de nuevo en la botella (si le das la vuelta, será más fácil ponerlo) y colocadla en la nevera. Acordaos de servir el vino blanco después en los cuatro días siguientes a abrirlo.

9) Y como último consejo, cuando vayáis a servir vinos blancos tened en cuenta también su maridaje ideal. Como normal general que tener en cuenta os diremos que los vinos blancos jóvenes son ideales con aperitivos o entrantes muy ligeros.

Los vinos blancos jóvenes de variedades nobles, puedes acompañarlos de pescados blancos, mariscos, quesos frescos, ensaladas y algunas mousses.

Los vinos blancos fermentados en barrica puedes servirlos con quesos curados, verduras, ahumados, carnes blancas y algunos arroces.

Consejos para servir los vinos blancos 1

Las bodegas de la DO Utiel-Requena tienen buenos vinos blancos que os recomendamos servir y probar
FUENTE: utielrequena.org

Ya sabéis que dentro de la DO Utiel-Requena tenéis muy buenos vinos blancos con los que poder disfrutar y luciros a la hora de servirlos.

¡Ya no hay excusas para servir los vinos blancos y disfrutar de ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *