Claves para elegir un buen vino

Tanto si vamos a un restaurante como si estamos organizando una cena en casa, un buen vino es el elemento que puede marcar la diferencia entre una velada corriente o una excelente.

Por ello, os aconsejamos que tengáis en cuenta las siguientes claves a la hora de elegir un buen vino:

  • Fijarse en la etiqueta – Debe incluir el nombre del vino, mención del origen, el nombre del vinicultor, la fecha de la cosecha y el lugar de producción y embotellado. Pero además, si se trata de un buen vino poseerá el sello de algún organismo regulador. Los consejos reguladores como el nuestro someten a los vinos a controles e indican un nivel alto de calidad.
  • La fecha de la producción – Si lo que nos gusta es un vino fresco y con un pequeño toque de acidez es mejor optar por un vino de cosecha joven, es decir, que lleve en la etiqueta el año en el que se está comprando o cercano en el tiempo. Los vinos más maduros tienen más cuerpo, color y un fuerte aroma. Además, el color del vino también nos ofrece información sobre la edad del vino, un color rojo-teja en un tinto significa madurez mientras que uno joven tendrá matices violetas, por su parte  el vino blanco añejo contará con un color áureo mientras que uno joven ofrecerá tonos alimonados y verdosos.
  • El tamaño del corcho. Si el corcho es largo significa que es un vino que mejorará con los años debido a que este tipo soporta mejor el paso del tiempo y evita que las bacterias accedan al vino. Dependiendo del tipo de corcho y de la fecha de envasado, sabremos si es el momento o no de consumir el vino.
  • El precio – Hay que evitar los vinos muy baratos y también los exageradamente caros, en la franja intermedia encontraremos los mejores vinos.
  • El maridaje – Es la clave más importante para elegir un buen vino: la armonía entre los sabores de la bebida y los de la comida. Para las carnes rojas, se aconseja elegir un vino tinto maduro, si se trata de aves se recomienda un vino tinto ni demasiado maduro ni muy joven. Si por el contrario, vamos a comer pescado o mariscos nos conviene escoger un vino blanco. En el caso de las pastas, una excelente opción es un vino rosado o un vino blanco y si ofrecemos un aperitivo con quesos, jamón serrano o aceitunas hay que inclinarse por buen vino tinto joven o rosado. ·

Teniendo en cuentas estas claves para elegir un buen vino, conseguirás saborear el vino perfecto para tu velada.

claves para elegir un buen vino

Un buen vino marca la diferencia en una comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *