El bouquet en el vino: todo lo que debes saber

¿Te produce curiosidad el término bouquet cuando se habla de vino? ¡Hoy te contamos qué es el bouquet en el vino y por qué es tan famoso!

A pesar de que el significado de la palabra francesa “bouquet” (ramo de flores) no tenga nada que ver con los vinos, lo cierto es que este término se ha convertido en uno de los más empleados en las catas.

Y es que el bouquet de un vino hace referencia al conjunto de fragancias complejas que se originan como consecuencia del proceso de envejecimiento al que ha sido sometido, motivo por el cual no podemos decir que un vino joven tiene bouquet. Esto no significa que no emita aromas, por supuesto que lo hace, pero éstos están relacionados con la variedad de uva con la que ha sido elaborado, el aroma primario, o han sido fruto de la fermentación, el llamado aroma secundario.

En cambio, el bouquet de los vinos de crianza es una mezcla de diversas fragancias que han ido produciéndose en las etapas de fermentación, elaboración y envejecimiento y que, incluso, siguen desarrollándose cuando se encuentran reposando en botella, es decir, se trata del aroma terciario del vino.

Pero, ¿por qué es tan famoso el bouquet? Su importancia radica en que es un sello de excelencia dado que los vinos que originan una mayor cantidad de aromas suelen ser vistos como de mejor calidad.

bouquet

Bouquet en el vino: Muchos expertos en vino relacionan el bouquet con la calidad del vino que degustan.

Gracias a la precisión del sentido del olfato, que es capaz de distinguir más de 5.000 aromas diferentes, podemos apreciar el bouquet en toda su intensidad, identificando recuerdos a cuero, frutos secos, especies, tabaco, flores, frutas, maderas, hierbas, etc…

Hay que tener en cuenta que los vinos son el resultado de una combinación de aproximadamente 300 compuestos químicos distintos, muchos de ellos parecidos a los que forman las frutas, vegetales, flores, especies o maderas, de ahí que sea común que a la hora de describir las fragancias del vino recurramos a estos elementos.

La próxima vez que degustes un vino de crianza no te olvides de dedicar el tiempo suficiente a apreciar su bouquet en todo su esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *