Dos buenos vinos mediterráneos para la cena

¿No sabes con qué maridar la cena de esta noche? ¡Te proponemos dos buenos vinos mediterráneos que seguro que combinan con tus cenas veraniegas!

Uno de ellos es el vino Generación 1 de Bodegas Vicente Gandia, elaborado con uvas de las variedades Bobal, 70%, Cabernet, 15%, y Shiraz, 15%, es un vino que homenajea al fundador de la bodega, Vicente Gandía, un hombre excepcional cuya figura inspiró al artista Fuentes Fuertes para crear una singular etiqueta.

Macerado durante 20 días en contacto con sus hollejos, fermentado a 27ºC y sometido al proceso de crianza de 12 meses en barrica, con una mezcla de roble francés de Allier de primer año y americano de Missouri de segundo año, presenta un color cereza intenso y aflora aromas a fruta roja silvestre, zarzamora y matorral, junto a fondos tostados de roble muy bien integrados. En el paladar, es un vino amable pero intenso, con taninos bien fundidos y notas de regaliz que se alargan en el postgusto.

generacion1

Generación 1: Un vino armonioso e intenso que encaja con los sabores de las cenas veraniegas.

Ideal para acompañar cocina elaborada, pescados azules y carnes como la pechuga de pato, el cerdo ibérico y la caza, este vino mediterráneo ha recibido numerosos reconocimientos como la medalla de oro en Mundus Vini (Alemania), medalla de plata en Challenge International du Vin (Francia), medalla de plata en China Wine & Spirits Competition, 91 puntos en la Guía Repsol, 91 puntos en la Guía Penin  y 91 puntos en ABC Viajar.

Otro de los mejores vinos mediterráneos para las cenas veraniegas es el vino Vitis Miguel de Maria de la bodega Vinos y Sabores Ecológicos, elaborado con uvas de un viñedo de Bobal centenario a las que se unen un 30% de Tempranillo de un viñedo de 45 años.

Criado en roble francés y americano durante 7 meses y  madurado en botella, posee un aspecto límpido y brillante con una tonalidad color rojo picota, ribetes violáceos y algún destello atejado.

Vitis Miguel de Maria

Vitis Miguel de Maria: Un vino expresivo y potente en todos los aspectos.

En nariz, resalta por ser un vino expresivo con fragancias primarias a fruta roja sobre un fondo de hierbas y tostados y toques de regaliz, pimienta y clavo.

Poderoso, goloso, de elevada densidad y amplio final, aporta una gran frescura que seduce a todos los degustadores, por lo que resulta el complemento perfecto para tus cenas de verano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *