Capellana de Bodegas Nodus, un vino rosado suave para el día a día

En el año 1985, Adolfo de las Heras Marín fundó Bodegas y Viñedos de Utiel, adquiriendo una de las fincas con mayor valor ecológico y enológico de nuestra zona: la finca El Rengado.

En aquel entonces, contaba con 540 hectáreas entre viñedo y bosque de las cuales más del 80% eran de viñedos de más de 40 años de antigüedad de la uva autóctona, la Bobal.

Adolfo de Las Heras fue uno de los pioneros de nuestra región vitivinícola, introduciendo otras variedades de uva como merlot o cabernet y elaborando vino embotellado de calidad.  Posteriormente, su hijo Adolfo de las Heras Polo, siguió el camino de su padre, importando diversas variedades: syrah, chardonnay, cabernet franc, etc.

Sin embargo, Bodegas Nodus siempre se ha mantenido fiel a sus raíces, creando vinos de Bobal como el rosado Capellana, un vino que no te deja indiferente, ya que desde el primer momento resalta por su color rosado frambuesa, intenso y brillante.

Capellana rosado

Capellana rosado: Un vino suave y fácil de beber que agrada a todo el mundo.

Se trata de un vino joven que presenta una fuerte personalidad y con los rasgos típicos de los mejores vinos mediterráneos.

Desprende fragancias a fruta roja, entre las que destaca la frambuesa, y su sabor mezcla la carnosidad y la untuosidad con la dosis apropiada de acidez, originando una combinación refrescante y un agradable final de boca.

Estructurado y de perfil definido, es un vino que marida con los sabores de la comida mediterránea tales como arroces o pastas.

En definitiva, es uno de esos vinos que no pueden faltar en nuestra bodega para acompañar nuestros platos en cualquier momento, al ser un vino agradable, polivalente y que armoniza con todo tipo de sabores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *